SEGUROS PARA EMPRESAS Y PROFESIONALES

SEGUROS DE RESPONSABILIDAD CIVIL

RESPONSABILIDAD CIVIL

SEGUROS DE TRANSPORTES

TRANSPORTES

SEGURO DE VIDA RIESGO, VIDA AHORRO, INVERSION Y JUBILIACION

CRÉDITO Y CAUCIÓN

SEGURO PARA COMERCIOS, DESPACHOS U OFICINAS

COMERCIOS, DESPACHOS U OFICINAS

SEGUROS PARA LA CONSTRUCCION

CONSTRUCCIÓN

RESPONSABILIDAD CIVIL

Los seguros de Responsabilidad Civil (RC) dan cobertura a los posibles daños materiales y/o personales que una persona física o jurídica, por acción, omisión o negligencia pueda causar, de forma real o presunta a un tercero.

La lista de seguros de RESPONSABILIDAD CIVIL es muy extensa y simplemente citaremos algunos que entendemos son de rigurosa actualidad. Estamos a su disposición para informarle con mucho más detalle de las características de cada uno de ellos

– RESPONSABILIDAD CIVIL PROFESIONAL Y D &O
– RESPONSABILIDAD CIVIL PATRONAL.
– RESPONSABILIDAD CIVIL DE PRODUCTOS.
– RESPONSABILIDAD CIVIL DE CONTAMINACION AMBIENTAL.
– RESPONSABILIDAD CIVIL DECENAL (Construcción)
– RESPONSABILIDAD CIVIL DEL CAZADOR
– RESPONSABILIDAD CIVIL DE TRANSPORTE

SEGUROS DE TRANSPORTES

Esta modalidad de seguro indemniza al asegurado de las posibles pérdidas económicas que se produzcan a consecuencia de un accidente en el transporte. Esto puede sucederle al medio de transporte (camiones, barcos, trenes, aviones – Seguro de Cascos) o a los bienes transportados (mercancías, valores – Seguro de Mercancías.) También se pueden asegurar los intereses ligados al transporte en cuestión, es decir fletes, beneficio comercial, desembolsos, etc.

Actualmente no se entiende desplazar bienes de un lugar a otro sin que estén amparados por este tipo de coberturas. Y esto cobra mayor importancia si tenemos en cuenta que en nuestro país la vía de transporte que más se utiliza es la carretera, con el riesgo que esto comporta.

SEGUROS DE CREDITO Y CAUCION

SEGURO DE CREDITO.

El seguro de crédito es un instrumento eficaz al servicio de las empresas, que protege sus cuentas comerciales a cobrar contra el riesgo de mora prolongada y el de insolvencia de sus clientes compradores, garantizando con ello uno de sus activos más importantes.

SEGURO DE CAUCION.

El seguro de caución es una de las soluciones más eficaces para todas las empresas que, por exigencias legales o contractuales, necesitan garantizar el cumplimiento de las obligaciones contraídas frente a terceros, como pueden ser las administraciones públicas, empresas privadas u organismos oficiales.

SEGURO PARA COMERCIOS, DESPACHOS U OFICINAS

Si Usted o su empresa disponen  de un local o un establecimiento  destinado a un comercio, despacho u oficina, estos pueden estar expuestos a una serie de imprevistos, que se pueden cubrir por medio de seguros especialmente adaptados a ellos. En función de la actividad a la que se dedique, habrá una serie de riesgos que le puedan afectar más que otros.

Con este tipo de seguros, lo que pretendemos es el adaptar las distintas coberturas que ofrecen los seguros a las particularidades de nuestro negocio.

Así de esta forma podremos incorporar las garantías tradicionales de incendio, daños por agua, robo, riesgos extensivos, rotura de cristales, responsabilidad civil y otras más novedosas como bienes refrigerados, daños eléctricos, accidentes de cliente, robo a clientes, robo a transportadores de fondos, etc.

SEGUROS PARA LA CONSTRUCCION

TODO RIESGO DE LA CONSTRUCCION

Este es un seguro que se exige al constructor, son numerosos los promotores que prefieren contratarlo directamente y eventualmente repercutir su coste. Además, en el caso que la obra sea financiada mediante crédito bancario lo normal es que se le exija este tipo de seguro. El objeto de este seguro es cubrir todos los daños y/o perdidas materiales de la obra cuando sea consecuencia de un accidente.

DECENAL.

La regulación de este seguro se encuentra en la Ley 38/1999 de Ordenación de la Edificación (LOE), publicada el 6 de noviembre, y que entró en vigor el 6 de mayo de 2000.
En la misma se establece para el promotor de viviendas la obligatoriedad de suscribir “un seguro de daños materiales o seguro de caución, para garantizar, durante diez años, el resarcimiento de daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos que tengan su origen o afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga y otros elementos estructurales, y que comprometan directamente a la resistencia mecánica y estabilidad del edificio”